El patio de mi colegio

El pasado curso el CEIP El Torreón cumplió 25 años.


En este tiempo, muchas cosas han cambiado y, una de ellas, es la importancia que damos a la prevención y la seguridad. Seguro que la mayoría de los que ahora tenemos a nuestros hijos estudiando allí nos acordamos de ir en el coche sin alzas ni sillitas (¡ni siquiera cinturón!) cuando teníamos su edad pero no se nos ocurre hacer lo mismo con ellos ¿verdad?.

Algo así pensamos muchos padres cuando vemos el patio de nuestros pequeños de 3 a 6 años y lo comparamos con la zona de juegos de cualquier parque moderno, con suelos acolchados y columpios seguros, construidos con unas normas mucho más exigentes que las
de hace 25 años y al decirlo se nos contesta que sobreprotegemos a los niños por pedir que las obras del proyecto de mejora del centro, que son evidentes y muy bien recibidas, vayan más rápidas y no consistan solo en suprimir, sino en sustituir, en cambiar: mi hijo tiene una “linda cicatriz” de una brecha al caer de los columpios pero eliminarlos en lugar de mejorar el suelo para que si se tropiezan o resbalan no se abran la cabeza no es la mejor solución,  es la mas barata, seguro, pero no la mejor para nuestros niños.

patio torreon

patio torreon 2

Estas escaleras con borde metálico totalmente desgastadas y este bordillo de hormigón semicubierto con arena son peligrosos, un riesgo de accidente que cualquier experto en prevención marcaría sin dudar como objetivo de mejora. Deberian arreglarse ya, pero no gastando nuevamente el presupuesto del centro (que tan necesario es para pizarras digitales y otras mil cosas) como con otras obras, si no dentro de un programa de mantenimiento real, que tenga en cuenta, no solo el número de alumnos si no la “edad” del centro.

Mantener el colegio para un uso adecuado incluye mas que pintar y reparar lo que se rompe.

¿Qué te ha parecido este artículo de opinión? ¿Es interesante, útil? ¿Estás de acuerdo? Mándanos tus opiniones. ¡CONTÁCTA!

Anuncios